Archivo de la etiqueta: En el barrio de La Fortuna

RAP EN LA NATURALEZA

Esta tarde Ezequiel, Antoñito Kid Flow, Rubén Wezer y Roa han ido a disfrutar de un paseo de otoño por el parque, que les ha servido de inspiración para componer y grabar este tema “En la naturaleza“.

La naturaleza abre mi mente,

al margen de lo que pueda pensar la gente.

Aquí está la inspiración que me convierte en diferente

donde pienso en el futuro y me olvido del presente.

Me relajo escuchando todos esos ruidos,

mis pisadas en el barro guiándome a otro camino.

Con los ojos cerrados, activando mis sentidos,

pensando en quien está y también en quien se ha ido.

Escribiendo al aire libre siendo más libre que él,

dejando mis ideas volar como amaneciendo.

Con Roa, Rubén, Antonio y Ezequiel,

disfrutando con las letras y jugando con el tiempo.

Compartelo! :)

MIS PRÁCTICAS EN BUSCANDO FORTUNA, MUCHO MÁS QUE UNA EXPERIENCIA ACADÉMICA

Por Ana Sáez

Buscando Fortuna es un proyecto comunitario que Asociación Garaje lleva a cabo desde noviembre de 2015 en el barrio de La Fortuna, en Leganés. Su objetivo es generar sinergias vecinales positivas intercambiando saberes y experiencias entre sus participantes. Una de las patas fundamentales de este proyecto ha sido el poder contar con personas en prácticas procedentes de diversos ámbitos (Integración Social, Psicología, Educación Social, Ocio y Tiempo Libre, …), que han ayudado tanto a la buena marcha cotidiana de las actividades como a la confluencia de diferentes maneras de ver el mundo. Una de esas personas es Ana, estudiante de Grado Universitario de 4º Psicología de la Universidad de Alcalá de Henares. Hoy ella nos narra su experiencia.

Esta experiencia comenzó cuando seleccioné a Asociación Garaje para hacer mis prácticas porque en su proyecto Buscando Fortuna encontré lo que me complementaría profesionalmente y me devolvería mi antiguo hobby: el rap. Con muchas dudas y algo de miedo, llegó el primer día que llegué al barrio de La Fortuna para conocer el proyecto en su totalidad.

En primer lugar, las y los educadores me acogieron como a una más. A los pocos minutos de conocerles ya me sentía parte del proyecto y este sentimiento se ha ido agrandando conforme han ido pasando los días. Todo el equipo me ha hecho sentir como en casa, me ha tenido en cuenta en todo momento y, sobre todo, ha logrado que, indirectamente, me reafirmara hacia dónde quiero enfocar mi futuro personal.

De los chicos y las chicas de Buscando Fortuna me sorprendió la capacidad que tienen para componer, rimar, rapear y plasmar en una canción sus propios sentimientos y es por esto por lo que creo que congeniamos a la perfección. Siempre se mostraron tal y como eran, desde el primer momento fue muy fácil aprender de ellos y de ellas.

Cuando escribo esto es inevitable que me emocione porque estas prácticas han sido MÁS de lo que podría esperar. Asociación Garaje hace un trabajo ejemplar en este proyecto enfocado a la educación no formal y proporcionando a las chavalas y a los chavales una vía de escape para sus sentimientos. Arturo, Jéssica, Alejandro y Joel han sido unos compañeros excepcionales que siempre han estado al pie del cañón y dispuestos a hacer de estas prácticas una experiencia inolvidable. De Enrique, Guille, Samir, Naim, Ainhoa, Lucía Sánchez, Alba, Rubén, Lucía González, Roa, Antonio y Ezequiel me quedo con cada una de las muestras de cariño que me han dado a lo largo de este tiempo y que conseguían mejorar todos mis días. Y, por último, Luz y Tabo, GRACIAS por darme la oportunidad de vivir esta experiencia que jamás olvidaré.

Compartelo! :)

TVE2 VUELVE A HACERSE ECO DEL TRABAJO DE ASOCIACIÓN GARAJE EN LA AVENTURA DEL SABER

En enero de este mismo año, el programa de TVE2 La aventura del saber nos invitó a su plató para que comentáramos el bagaje educativo y musical que atesoramos en Asociación Garaje, así como la experiencia que está suponiendo, desde 2015, nuestro proyecto Buscando Fortuna.

Hoy, día 22 de mayo de 2018, este mismo programa ha querido dedicarnos un extenso reportaje, salpicado con imágenes nuevas y también antiguas rescatadas del programa Crónicas de rap. Y hemos podido comprobar la gran evolución que hemos logrado desde aquellos primeros días. Hoy somos más componentes, mejores artistas y estamos más unidos y unidas que nunca. Y también hemos crecido a lo alto, por cierto, jeje. Dadle al play y veréis.

http://www.rtve.es/alacarta/videos/la-aventura-del-saber/aventura-del-saber-22-05-18/4609786/


  

Compartelo! :)

ASOCIACIÓN GARAJE INAUGURA UN ESPACIO PROPIO EN EL BARRIO DE LA FORTUNA

En abril de 2018 comenzó otra etapa para el proyecto Buscando Fortuna: Asociación Garaje ha inaugurado un nuevo espacio donde la expresión artística y la educación siguen de la mano para afrontar los retos venideros.

Por Arturo Álvarez y Jéssica Romero.

Como sabéis, Asociación Garaje lleva desarrollando el proyecto educativo Buscando Fortuna desde noviembre de 2015, afrontando desde entonces diversos retos. Hoy nos alegramos de poder contaros uno de los más importantes, la adquisición de un espacio propio para el proyecto en el barrio de La Fortuna (Leganés). Este espacio, íntegramente autogestionado por nuestra entidad, nos permitirá la independencia total que llevábamos tiempo necesitando, así como la apertura a más jóvenes del barrio.

Para Lucía González, la parte fundamental de este cambio es que “cuando necesitamos ayuda, sabemos dónde y a quién acudir. Tenemos unos referentes educativos más allá del insti o del cole”. Guille simplifica en una frase lo que para él es esta nueva realidad de Buscando Fortuna: “vamos a poder seguir desarrollando una actitud positiva en la vida, siempre acompañados por la música y nuestros educadores, en este sitio tan genial”.

El rap, la música, la poesía, la literatura o el apoyo educativo serán parte imprescindible del espacio creativo para que Buscando Fortuna continúe su evolución sin olvidar, por supuesto, su carácter pedagógico. “Tener un espacio donde poder crear es algo maravilloso e inimaginable hace unos años”, nos comenta Enrique (aka Big Master), que se encuentra inmerso en el proceso de creación de nuevas letras centradas en abordar su día a día y su situación personal. “Trabajamos libremente en este espacio y eso hace tener unos horarios más flexibles e indispensables para crecer”, describe Alba mientras escucha a su rapero favorito, Blake.

Lo polivalente del nuevo emplazamiento, que cuenta con tres salas independientes, posibilita que se convierta en una referencia de ocio en el barrio, pudiéndose utilizar para impartir clases de baile, yoga, minicine, y todo aquello que el proyecto vaya necesitando. No en vano, ya está en marcha un curso de Coordinadores y Coordinadoras de Ocio y Tiempo Libre, en el que participan veinte jóvenes entre 19 y 26 años. El espacio ha sido equipado con equipos informáticos para que las tecnologías ocupen un lugar importante.

“La cooperación, la confianza y la amistad han crecido al tener un espacio donde poder compartir tantas cosas”, afirma Ainhoa (“Pitu”), mientras escribe una nueva poesía para presentarla en la Lanzadera de Artistas Jóvenes del Ayuntamiento de Madrid. “Ahora es fácil colaborar en grupo, le dedicamos el tiempo que necesita al equipo. Crecemos juntos en todos los aspectos”, dice Antonio Vaca (alias Kid Flow), al referirse a lo que aporta para él el nuevo espacio de trabajo. Para Lucía, su tiempo libre por fin tiene sentido: “es un lugar agradable donde podemos pasar nuestro tiempo libre aprendiendo y disfrutando”. Incluso hay quien piensa en profesionalizar su talento como Roa: “me gusta el espacio porque podemos trabajar de manera más profesional e individual”. Generar sensaciones positivas y la percepción real de no estar perdiendo el tiempo hace crecer a jóvenes del barrio como Samir: “nos ha venido muy bien tener este lugar, donde podemos llevar a cabo distintas actividades que en el barrio no se ofertan, y así estamos menos tiempo sin hacer nada productivo”.

Así es como se presenta otra importante etapa, que seguro traerá muchos éxitos personales, musicales y educativos a las y los jóvenes del barrio de La Fortuna. Estáis invitadas e invitados a conocerlo, ¡esperamos vuestra visita!

Compartelo! :)

COMIENZA EL CURSO DE COORDINADORXS DE OCIO Y TIEMPO LIBRE DE BUSCANDO FORTUNA

El 19 de abril de 2018 se inició en el nuevo espacio de Buscando Fortuna el curso oficial de Coordinadores y Coordinadoras de Ocio y Tiempo Libre, gratuito y financiado por la Escuela Pública de Animación de la Comunidad de Madrid y por Obra Social de La Caixa.

Por David Costa

 

 

 

 

 

Se cruzan fugazmente miradas tímidas y curiosas. Todavía no ha arrancado el Curso de Coordinadores y Coordinadoras de Ocio y Tiempo Libre de Asociación Garaje y ya flota en el ambiente una sensación colectiva de nerviosismo feliz. Sigue llegando gente que se va contagiando poco a poco de esta atmósfera. La sala se va llenando de jóvenes de Leganés y de Madrid que van a disfrutar de un curso que no sólo les capacitará para un desempeño profesional, sino que generará espacios de encuentro y creación colectiva abiertos al barrio de La Fortuna.

Mientras se consumen los minutos de espera que decidimos prestar a los y las rezagadas de la tarde, se produce alguna conversación cruzada. Si se cotillease lo suficiente podría oírse, quizá, algo acerca del tiempo loco que tiene el barrio de La Fortuna a estas alturas de abril, otro algo sobre el transporte público y lo “bien” que funciona en este Estado, e incluso alguna conversación sobre la “ingeniería de montes” aplicada a desarrollar la mejor ruta posible entre el incipiente Curso de Coordinadores de Ocio y Tiempo Libre y el establecimiento de alimentación con las bebidas energéticas más baratas y grandes.

Lo primerísimo que ocurra será presentarnos en parejas utilizando el arte y, si pudiera ser, escoger aquella disciplina que sepamos que se nos va a dar peor. Esta dinámica de grupo acaba convirtiéndose en utilizar la creatividad para salir del fango artístico. Entre carcajadas, hemos empezado por conocer algo acerca de nuestras miserias. No tardo en darme cuenta de que voy a tener que querer a esta gente mucho y muy fuerte. Continuamos con la parte teórica,  aunque no lo creáis, este curso también tiene su parte seria.

Para cerrar el día, construimos el sociograma de nuestro grupo: sendas de lana de diferentes colores nos marcan la vida de la compañera de al lado y de las demás. Nada parece sorprender, se diría que hasta fuésemos íntimos en la infancia. Y es que Buscando Fortuna teje lazos que, muy pronto, se dejarán ver por las calles del barrio.

Compartelo! :)

BUSCANDO FORTUNA CRECE EN FEMENINO PLURAL

Por Yéssica Romero, Lucia Sánchez, Lucia González y Ainhoa Márquez.

Como ya habéis podido ver, en Buscando Fortuna hemos ampliado el grupo con tres nuevas componentes: Lucia Sánchez, Lucia González y Ainhoa Márquez. Sus primeras sensaciones han sido de nervios, emoción y felicidad, y así os lo cuentan ellas mismas en este artículo.

Lucia Sánchez nos relata que, aunque al principio tenía miedo, a la vez tenía muchas ganas de empezar en este gran proyecto. A día de hoy Lucía se siente muy a gusto: en Buscando Fortuna se divierte y aprende cada día más, está muy motivada. Asegura que una de las mejores experiencias fue la del día que fueron a grabar al estudio de Asociación Garaje el tema “Enséñame“. Fue un día lleno de sentimientos mezclados con nervios y mucha emoción. Durante la grabación del videoclip, Lucía ya estuvo más relajada y, al ver que todo iba sobre ruedas, se sintió muy cómoda y a gusto.

Lucia González nos dice que el primer día de grabación fue también de muchos nervios, ya que no conocía a nadie aún y que le daba mucha vergüenza, pero poco a poco se la fue quitando. Según fueron pasando los días y fue cogiendo confianza con educadores y otros miembros del grupo, Lucía también se sintió muy motivada y con muchas ganas de aprender cosas nuevas junto al resto del equipo.

 

Por último, Ainhoa Márquez también nos relata cómo fueron sus primeras expectativas y sensaciones. El día que supo que podría formar parte de Buscando Fortuna se sintió muy emocionada y muy contenta, ya que llevaba tiempo deseándolo. El día de la grabación en el estudio, Ainhoa tuvo que ser la primera en cantar. Con bastantes nervios y emoción consiguió aprender el estribillo y grabarlo a la primera, a pesar de todo lo que costó en un principio. El secreto estuvo en el apoyo constante de las y los educadores. Cuando grabamos el videoclip por Madrid, Ainhoa asegura que sintió miedo inicialmente porque la cámara le hacía sentir insegura, pero los compañeros y educadores estuvieron a su lado y se sintió arropada y con la suficiente confianza para hacer todas las tomas. Actualmente, Ainhoa espera seguir aprendiendo, como grupo y como persona, en Buscando Fortuna.

Ya habéis visto, Buscando Fortuna suma femcees (mujeres raperas) y crece de forma imparable. Si queréis seguir sabiendo más sobre su evolución, aquí estaremos para contároslo.

Compartelo! :)

BUSCANDO FORTUNA 917, ALGO MÁS QUE MÚSICA

Hoy os hablaremos de un grupo de chicos, de esos que podemos encontrar en todos los barrios obreros. Este grupo de amigos vive en La Fortuna y sus nombres son Antonio, Ezequiel, Samir, Naim, Guille, Enrique, Rubén y Roa. Esta pandilla de preadolescentes, a la que siempre ha unido una estrecha amistad, comparte además de su tiempo de ocio su afición por la música rap.

Por David Encabo y Alejandro Fernández

Ante la necesidad y las ganas de esta pandilla por desarrollar sus habilidades artísticas, Asociación Garaje decidió en 2015 abrir un espacio en Buscando Fortuna donde el rap fuera la herramienta educativa primordial. En el taller de rap Buscando Fortuna 917, los chicos han podido trabajar sus habilidades artísticas, descubrir otras maneras de expresar las ideas y trabajar en equipo, orientados por Artes 1/29 (MC, educador social y miembro de Garaje), y por la monitora de ocio y tiempo libre Yessi Romero. 

Star_v2Al ver que este taller estaba teniendo tan buen resultado, así como el esfuerzo que habían hecho los chavales y su motivación, inicialmente se les propuso que cantaran su primera canción en el pregón de las fiestas de La Fortuna delante de sus familias, amistades y vecindario. Ellos, decididos, aceptaron sin dudarlo. Así que el día 23 de junio de 2016 se subieron por primera vez al escenario. Los nervios eran muchos, pero con ayuda de su coraje y actitud cogieron el micrófono y empezaron a cantar. Cuando terminaron les preguntamos: “¿Qué tal la experiencia?”. A lo que ellos respondieron con una sonrisa: “¡genial!”. Estaba claro que habían disfrutado como enanos y que si de ellos hubiese dependido no habrían sido una ni dos canciones las interpretadas, sino un concierto completo.

Posteriormente, los primeros frutos de su trabajo pudieron amplificarse gracias al videoclip”Madres“, que habla sobre el amor hacia sus madres y de lo que ellas luchan cada día, agradeciendo así lo que hacen por ellos y demostrándoles su cariño y admiración. 

En este tiempo, Buscando Fortuna 917 ha enseñado a las educadoras y educadores que las ganas de trabajar lo pueden todo, y que todo el grupo unido es capaz de comprometerse y cumplir con un trabajo de calidad, porque la ilusión mueve montañas. 

Después han venido muchas más actuaciones: en Interrapción X en Mejorada del Campo, en la Junta de Distrito de La Fortuna, en Palau de la Música de Barcelona,  en el Festival Artículo 31 en Matadero de Madrid, en el Parque Juan Carlos I de Madrid,… Además de otros dos videoclips: “Barrio” y “Feliz“, sumando en total, a fecha de hoy, más de 30.000 visitas en Youtube.

Estos chicos tienen madera y su actitud de auto-superación está contribuyendo a su mejora artística y personal. Nosotros, que hemos podido ir observándoles durante todo el proceso, podemos decir que estamos muy orgullosos de nuestros Buscando Fortuna 917.

 

 

Compartelo! :)

BUSCANDO FORTUNA 917 EN EL FESTIVAL ARTÍCULO 31 DE MÉDICOS DEL MUNDO Y EN LA SEMANA DE LA SALUD DE LEGANÉS

Ganas, nervios, satisfacción…estos y otros sentimientos palpitaban los días que nos ofrecieron la oportunidad de demostrar todo lo que hemos aprendido en Buscando Fortuna 917: que nuestros sueños y aspiraciones se pueden expresar a través de la música.

Por Yéssica Romero y Marina Cerdá.

En Asociación Garaje tuvimos un arranque de primavera 2017 muy agitado.

Para empezar, el viernes 6 estuvimos en el Matadero de Madrid, colaborando con el Festival Articulo 31 de Médicos del Mundo, cuyo principal objetivo es rebelarse contra la injusticia, para tomar conciencia como ciudadanos y ciudadanas y exigir el cumplimiento de los Derechos Humanos

art 31

Buscando Fortuna 917 aportó su granito de arena interpretando el tema “Feliz”, que habla sobre salud, autoestima y educación, demostrando que la juventud también es capaz de llevar unos hábitos de vida saludables y disfrutar de los mismos derechos que resto de la sociedad.

Después de la actuación de Buscando Fortuna 917, tuvimos la oportunidad de ver el largometraje documental de “Sonita”, que trata de una joven afgana inmigrante sin documentación en Irán que lucha por su gran sueño de ser cantante de rap, a pesar de todas las reservas que eso causa en su entorno.

Casi sin tiempo para descansar, el sábado 8 de abril Buscando Fortuna 917 actuó dentro de la programación de la Semana de la Salud de Leganés, en la Junta Municipal de Distrito La Fortuna. Allí interpretaron cinco de sus temas ante un aforo completo, disfrutando con orgullo de todo lo que estaban haciendo. Sobre el escenario, nuestros chicos desplegaron confianza en sí mismos, esfuerzo y creatividad. A cambio, el público dio una calurosa enhorabuena a los jóvenes por su entrega y su trabajo del día a día.

La primavera de 2017 promete, y eso que no ha hecho más que empezar.

Compartelo! :)

UNA FORTUNA DE CUENTOS

Buscando Fortuna ha preparado un cuentacuentos para las y los peques del barrio, cargado de valores y ganas de disfrutar de la literatura.

 Por David Encabo, Alejandro Fernández, Yéssica Romero, Álvaro Ruano y Alejandro Sanz.

En Buscando Fortuna uno de nuestros objetivos es difundir los valores de la interculturalidad desde una perspectiva comunitaria y educativa, siendo este un sello personal propio de Asociación Garaje. Así que, para llegar a nuestras vecinas y vecinos más pequeños, hemos preparado un cuentacuentos titulado El extraño visitante, que próximamente representaremos en el Centro Educativo de La Fortuna. Os dejamos aquí el texto, del que esperamos que disfrutéis tanto como en Buscando Fortuna ya hemos hecho durante su redacción.

En un lugar recóndito de la selva vivía una manada de monos capuchinos. Allí eran felices y compartían su vida, su alimento, los ratos de juego y hasta las pulgas. Su casa se encontraba tan adentro de la profunda selva que muy pocos animales eran capaces de llegar hasta allí. Apenas sabían de su existencia unos cuantos pájaros y alguna que otra rana o lagarto, pero de esos que son amigables.

Una mañana se acercó al grupo un mono, pero no un mono cualquiera. Jamás habían visto un mono tan raro y eso sorprendió a los miembros más jóvenes de la manada, que comentaban entre sí:

  • ¿Qué le pasa a ese mono? ¿Le ha picado algo en el culo?- dijo la monita Lía.
  • No lo sé, pero ¿Habéis visto esas ojeras? Parece que no ha dormido en toda la noche- contestó su hermana mayor Lúa.
  • ¡¡Y mirad qué gris es!!- dijo otro mono que andaba por allí.
  • Es verdad, parece que está sucio- añadió Lúa.

Ese mono tan peculiar se llamaba Tao, y al oír los ruidos decidió acercarse para preguntar algo al resto de monos.

  • Hola amigos primates. Me llamo Tao y he venido hasta aquí porque me han dicho que sólo en este lugar crece una planta que necesito. Llevo andando durante una semana entera- se presentó muy sonriente Tao.

–  ¿Y en ese largo camino es dónde te han picado en el culo?- le preguntó un mono riéndose de él.

–   No me ha picado nada, lo que pasa es que soy un mono mandril, y todos los mandriles somos así y tenemos el culo colorado- le respondió Tao mientras no paraba de rascarse los granitos de la varicela.

  • ¿Y por qué no dejas de rascarte? Parece que estás plagado de pulgas- le preguntó Lúa entre carcajadas.
  • Es que tengo la varicela y estaba buscando una… ¡Por todos los primates! ¡Aquí está la planta que estaba buscando! ¡Al fin me curaré!- Tao se restregó la planta por todo el cuerpo sintiendo un inmenso alivio.
  • Miradle, ¡¡vaya cara pone!!- se burló uno de los monos.
  • Restriégatela en el culito, ¡a ver si te encoge un poco!- se burló Lúa haciendo que el resto de monos rompiese en una gran carcajada.
  • Yo me voy de aquí, sois unos monos muy desagradables y no hacéis más que reíros de mí- Contestó Tao muy enfadado mientras se iba por donde había venido.

 Entonces Lúa, una de las monitas más pequeñas de la familia, fue a contarle al abuelo, el mono más viejo y sabio de la manada, lo que había pasado con intención de hacer que también él se riera. Entre risas le relataba:

  • Abuelo, ha venido un mono más raro…
  • ¿Y por qué era raro?- le preguntó el abuelo.
  • No dejaba de frotarse con unas hojas de color verde. Yo y el resto de monos no podíamos parar de reír – dijo Lúa riéndose por el recuerdo.
  • ¿Y por qué más era raro?- insistió el abuelo.
  • Tenía el culo gigante y rojo, lo más raro que he visto en toda mi vida- le contestó Lúa.
  • Y entonces ¿Qué pasó Lúa?
  • Que el mono se fue por donde había venido ¡Me duele la tripa de tanto reír!- dijo Lúa sin poder parar el ataque de risa.
  • Lúa no está bien reírse de los demás. A veces hablamos de lo que no entendemos y nos dejamos llevar por las apariencias. Que él fuera diferente a ti no quiere decir que fuera peor. Has perdido la oportunidad de conocer cosas nuevas- dijo el abuelo muy serio.
  • ¿Pero abuelo…?- contestó Lúa .
  • No, no hay más que hablar- le cortó rápidamente el abuelo.
  • ¿Pero…?- volvió a insistir la monita.
  • Vete y reflexiona sobre lo que te he dicho- dijo el abuelo mientras le daba la espalda al Lúa para zanjar así la conversación.
  • ¡Juuum!- se quejó Lúa muy resignada.

La pequeña monita se marchó pensativa y un poco molesta por la bronca que le había echado el abuelo. No entendía por qué le había regañado si todo el mundo se había reído. Mientras estaba sentada pensando acerca de lo ocurrido, observó a su hermano pequeña.

  • Cómo pica, ¡Que pare ya!- se quejaba Lía mientras se rascaba todo el cuerpo.
  • Déjame quitarte las pulgas- le dijo Lúa mientras miraba entre el pelaje de su hermana pequeña- Pero espera… no tienes casi pulgas, tienes las de siempre ¡Qué raro!
  • Eso debe ser varicela, yo la pasé el año pasado y me dio una fiebre… Estuve enfermo varias semanas y me picaba todo el cuerpo- comentó un mono que andaba por allí buscando plátanos.
  • Hermanita, yo no me quiero enfermar tanto tiempo- sollozó Lía.

Entonces Lúa se acordó de aquel mono tan raro del que se había reído esa misma tarde. Creía recordar que había dicho que venía en busca de una hierba para aliviar el picor de la varicela. El problema era que la selva estaba llena de todo tipo de plantas y ella no sabía cuál era la correcta. Así llegó a la conclusión de que lo único que podía hacer era ir en busca de Tao, el mono mandril.

– ¡Taaaooooo! ¡Taaaaooooo! ¿Dónde estás? Necesito tu ayuda ¡Taaaoooo!- gritaba Lúa desesperada.

Tras horas buscándole en plena noche lo encontró al fin acurrucado en el tronco de un árbol.

–   ¡Por fin te encuentro! ¡Necesito tu ayuda! ¡Despierta, vamos!- dijo Lúa tirándole del brazo.

–   ¡Un momento! ¿Por qué tendría que ayudarte si me habéis tratado fatal? Os habéis reído de mí y habéis herido mis sentimientos sin yo haceros nada- le contestó Tao mientras se quitaba las legañas.

–    Lo siento mucho Tao, tienes razón y no lo volveré a hacer. Pero ahora ¡Mi hermana está enferma y necesito tu ayuda!- le suplicó Lúa.

  • Y más lo siento yo, no pienso ayudar a monos sin corazón que se dedican a reírse de los demás sólo por su apariencia. Ahora vete y déjame seguir durmiendo- contestó Tao mientras se acurrucaba de nuevo en la rama del árbol.

Entonces Lúa se quedó pensando y recordó lo que le había dicho el abuelo:

 “No está bien reírse de los demás. A veces hablamos de lo que no entendemos y nos dejamos llevar por la apariencia. Que él fuera diferente no quiere decir que fuera peor que tú. Has perdido la oportunidad de conocer cosas nuevas.”

  • Supongo que es el castigo que tenemos que tener por haber tratado mal a otro animal. Nunca habría que tratar mal a nadie, ni permitir que los demás lo hagan- reflexionó Lúa para sí misma.

 Entonces Lúa se fue muy triste por donde había venido. Tao estaba muy enfadado, pero no podía evitar sentir remordimientos. Por eso decidió seguir a Lúa, para así ver qué tipo de mona era y si realmente se merecía su ayuda. Por el camino de regreso a la manada Lúa se encontró con una serpiente:

  • SSSS, ssss, SSS… Eh monita, sí tú- dijo la serpiente para llamar la atención de Lúa.
  • ¿Me dices a mí?- preguntó Lúa mirando a su alrededor.
  • ¡Sí a ti! ¿Podrías ayudarme? Se me ha caído una roca en la cola y no me puedo mover, estoy atrapada- dijo la serpiente mientras apuntaba con su lengua a la piedra que le aplastaba la cola.
  • ¡Claro que te ayudare! – Lúa se acercó rápidamente a la roca, pero cuando fue a levantarla dudó un momento- Pero… ¿No serás una de esas serpientes que se comen a otros animales? Ahora que lo pienso eres más grande de lo normal y nunca te había visto por aquí.
  • No te preocupes, soy carroñera, lo que quiere decir que sólo como los restos de animales que ya han muerto. De esa manera ayudo a que el bosque esté limpio y a que no se contagien enfermedades- le aclaró la serpiente.
  • ¡Anda! ¡Mira qué maja! Bueno pues voy a liberarte y me voy corriendo, que mi hermanita está enferma de varicela y estoy muuuuy preocupada por ella.
  • Pues yo conozco un remedio natural para eso. Es una planta roja que crece aquí cerca. Si me ayudas te ayudo a encontrarla- le indicó la serpiente.
  • ¿De veras? ¡¡Muchiiiisimas gracias!!- contestó Lúa muy feliz.
  • Ufff, por fin puedo moverme, qué alivio. Pues la planta es aquella de allí- apuntó la serpiente con su cola ya liberada.
  • Muchas gracias, seguro que con esto ayudó a mi hermanita.
  • Se te ve muy cansada, ¿Por qué no la pruebas un poco? Te dará fuerzas para continuar el camino- sugirió la amable serpiente.
  • Muchas gracias amiga serpiente- dijo Lúa mientras se acercaba la planta a la boca.
  • ¡Espera! ¡No lo hagas! ¡Esa planta es venenosa!- dijo de repente Tao saliendo de entre unos arbustos.
  • ¿Qué?- contestó Lúa muy asustada.
  • ¡Sí! ¡Quiere que la pruebes para que te envenenes y así poder comerte!- le explicó Tao.
  • ¿Es verdad eso que está diciendo serpiente? ¡Me dijiste que no comías animales vivos!- le preguntó muy enfadada a la serpiente.
  • Y así es, yo no como animales vivos, solo como animales muertos, por eso quería envenenarte…– admitió la serpiente.
  • ¿No te da vergüenza? ¡Yo te he ayudado!
  • Tienes razón pero es que tengo mucho hambre…- confesó la serpiente muy triste.
  • Pues toma un plátano, y deja en paz a los animales- le dijo enfadada Lúa.
  • Oye pues esto no está tan malo, está muy dulce, igual no es tan malo eso del vegetarianismo….- reflexionó la serpiente mientras se alejaba comiéndose el plátano.
  • Muchas gracias Tao, me has salvado. Ahora tengo que irme, estoy muy preocupada por mi hermanita- le agradeció Lúa a Tao, el mono mandril.
  • ..- dijo Tao.
  • ¿Sí?- preguntó Lúa.
  • Te he seguido y he visto que eres una buena mona. Has ayudado a otro animal desinteresadamente y te has parado a pesar de tener mucha prisa. Creo que me he confundido contigo- confesó Tao.
  • No te has confundido, yo me reí de ti y eso está muy mal- admitió la pequeña monita.
  • Bueno, todos nos equivocamos, un error lo comente cualquiera. Te ayudaré si has aprendido la lección y si prometes que no volverás a reírte de nadie ni a criticar su apariencia- le dijo el mandril.
  • Lo prometo Tao. ¡¡Muchas gracias!! ¡¡No volverá a ocurrir!!- contestó rápidamente Lúa.
  • Pues venga, corramos hacia la aldea.

 Ambos se cogieron de las patitas y corriendo en dirección a la aldea. Cuando llegaron a la manada la hermanita pequeña de Lúa, Lía, había empeorado. La familia intentaba consolarla y bajar su temperatura abanicándola pero nada parecía funcionar.

  • Mirad traigo a Tao, él sabe cuáles son las hojas que pueden curar a Lía- dijo Lúa muy contenta.
  • Son estas de aquí- indicó Tao sin perder el tiempo.
  • ¿Y por qué deberíamos de fiarnos de él? Es raro- preguntó uno de los monos de la manada.
  • Confía en él, me ha salvado… Es mi amigo y sabe muchas cosas de la selva- les contó Lúa al resto de monos.

 Entonces los monos se apartaron para que Tao pudiese llegar a la monita enferma. En cuanto puso las hojas sobre su piel la monita empezó a mejorar y pronto abrió los ojos.

  • ¡Mirad! ¡Parece que está despertando!- dijo Lúa muy contenta.
  • ¡Síííííí!, ¡viiivaaa ha funcionado! Muchas gracias Tao, siento haber desconfiado de ti- dijo el mono que unos instantes antes había dudado de las intenciones de Tao.
  • Eres el mejor, perdona por habernos reído de ti- dijo otro de los monostienes que enseñarnos más cosas. ¡Eres increíble!!
  • Estoy muy orgulloso de ti Lúa, has aprendido a dejar de lado los prejuicios- le dijo el abuelo a Lúa dándole un fuerte abrazo.

A partir de entonces Lúa y el resto de monos entendieron lo que quería decir el sabio abuelo:

“Todo el mundo tiene cosas valiosas que aportar, sólo hay que darles la oportunidad de hacerlo. Si juzgas a alguien a primera vista, nunca sabrás lo mucho que te podría haber ayudado a crecer”.

Y colorín colorado, este cuento ha acabado.


Guardar

Guardar

Guardar

Compartelo! :)

AGUA VA, AGUA VIENE Y AGUA VUELVE

En Buscando Fortuna salimos a la calle para empaparnos de diversión con las actividades comunitarias “¡Agua va!”, “¡Agua viene!” y “¡Agua vuelve!”.

Por: Alejandro Sanz.

Durante este el verano de 2016, en Asociación Garaje nos propusimos una manera diferente de dinamizar el parque de la calle San José, a la vez que ofrecíamos una alternativa para aplacar los días calurosos.

Para ello, desde Buscando Fortuna realizamos tres actividades comunitarias cuya temática era, nada más y nada menos, que el agua. En cada una de las ediciones se variaba ligeramente el formato, aunque todas tenían algo en común, que lo niños y las niñas de La Fortuna se divirtieran y refrescaran durante sus vacaciones.

Dividimos grupos de 5 personas (con una temática distinta en cada una de las ediciones) y, una vez listos los grupos, cada equipo debía dirigirse a una de las ubicaciones en las que estaban una pareja de monitores y monitoras que les explicarían en qué consistía la prueba. Todas las pruebas tenían algo relacionado con la temática de la actividad, desde transportar un vaso lleno de agua sin poder usar las manos hasta una patata caliente en la que la bomba era sustituida por un gran globo de agua. Debían competir todos juntos en equipo contra el tiempo pues, dependiendo del orden de rapidez en el cual se completase cada prueba, ésta aportaba más o menos puntos. Además de los puntos también había algo muy importante que podían conseguir, unos tickets que al final se podrían canjear por globos de agua para la batalla final. La manera de conseguir estos tickets era apoyando y animando a tu equipo, cuanto más compañerismo hubiese al realizar la prueba, mayor número de tickets se conseguían.

Cuando todos los grupos pasaron por todas las pruebas, se procedió al recuento final y dimos paso a la batalla campal, en dicha batalla participaban todos los grupos y el objetivo era simple ¡combatir el calor y el aburrimiento con una batalla de globos de agua! Y, creednos, nadie se salvó de acabar empapado.

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Compartelo! :)