Archivo de la etiqueta: En el barrio de La Fortuna

¿QUÉ SABES SOBRE FEMINISMOS?

Las jóvenes de Buscando Fortuna nos echamos a las calles de La Fortuna para hacer una encuesta sobre feminismo. Para ello, quisimos hacer la encuesta diferenciando tres grupos de personas: gente joven (entre 18 y 30 años), personas de edad media (desde los 31 hasta los 60 años) y personas mayores de 60.  Hemos querido aclarar la realidad sobre cada pregunta tras las respuestas que nos han dado y así contestaron las vecinas y los vecinos del barrio de La Fortuna.

Por Alejandra Cuaresma, Yéssica Romero, Jessica Salguero y Sonia Sánchez.

¿Qué es el machismo?

Aunque muchas de las personas mayores a las que nos acercamos a preguntar no sabía lo que significaba el término machismo, como norma general, los tres grupos de edades coinciden en la respuesta a esta pregunta; hombre superior a la mujer, varones que se creen superiores, mujeres sin libertad para tomar decisiones por sí mismas.

Es correcto decir que el machismo es un conjunto de creencias, prácticas sociales, conductas y actitudes que promueven la negación de la mujer como sujeto en ámbitos diversos. Los ámbitos en los que se margina al género femenino pueden variar, y en algunas culturas, se dan todas las formas de marginación al mismo tiempo.

 ¿Crees que existe machismo a día de hoy en España, que vivimos en desigualdad?

Entre los varones jóvenes nos encontramos con distintos tipos de respuestas, la mayoría dice que sí, pero que no hay tanta desigualdad como antes. Un reducido grupo de chicos dice reconocer que hay países en los que aun existe machismo pero que España no es uno de ellos, que aquí las mujeres nos «quejamos de vicio´´. Las chicas en cambio tienen claro que existe machismo en España y uno de los ejemplos que nos ponen es el de la sexualidad: «un chico se acuesta con 30 chicas y no pasa nada, si lo hace la mujer te etiquetan para toda la vida´´. Tanto varones como mujeres de mediana edad reconocen que existe machismo a día de hoy y, sobre todo, las mujeres nos cuentan que cada vez hay más. Las personas mayores de 60 años, a diferencia del grupo anterior y coincidiendo con algún joven, piensan por lo general que sigue existiendo pero mucho menos que hace años.

Pese a que hemos avanzado en cuanto a igualdad de oportunidades, siguen existiendo desigualdades en todos los ámbitos: laboral, económico, educativo, social…Todo ello está ligado al alto índice de violencia machista en nuestra sociedad, que a su vez tiene mucho que ver con los patrones tradicionales ideológicos y culturales especialmente arraigados en determinados sectores.

¿Qué es el feminismo, cuál es la razón de su lucha? ¿Qué piensas de una mujer feminista?

Respecto a esta pregunta nos encontramos con mucho desconocimiento tanto en el grupo de las personas mayores de 60 años como en el de la mediana edad, aunque este último se hace una idea sobre lo que es; mujeres que luchan por la igualdad de derechos. La juventud, en cambio, parece que lo tiene claro; el feminismo es la lucha de las mujeres que defienden su igualdad. La imagen de mujer feminista los tres grupos la ven como una mujer luchadora.

El feminismo es el movimiento de las mujeres que lucha por la igualdad en derechos y condiciones con los hombres, en contra de la violencia machista, roles y presiones sociales a los que nos vemos sometidas a lo largo de nuestras vidas. Es una lucha en contra de que nuestros genitales definan el resto de nuestra vida.

¿Has vivido alguna vez una situación machista o conoces alguna?

En este caso, casualmente, los tres grupos de edades coinciden en respuesta, pero los varones responden distinto a las mujeres. Mientras los varones dicen no haber vivido ninguna situación machista ni haberla visto nunca, las mujeres de los tres grupos nos cuentan «haberla vivido en sus propias carnes´´. Las mujeres mayores de 60 años reconocen que llevan viviéndolo toda la vida.

Las mujeres sufrimos situaciones machistas A DIARIO, el problema es que no las vemos porque son socialmente aceptadas gracias al sistema patriarcal en el que vivimos. Encasillar a las mujeres por su aspecto físico, el rol de ama de casa vinculado con la mujer, sueldos más bajos en mismos puestos, las masivas publicidades machistas… son solo algunas de las actitudes machistas a las que tenemos que enfrentarnos día a día.

¿Eres celoso o celosa?, ¿y tu pareja? ¿Qué implica ser celosa o celoso?

Los grupos de mayores de 60 y jóvenes dicen no ser celosxs en sus relaciones sentimentales y tienen claro que los celos son algo malo para la relación que implica discusiones y preocupaciones innecesarias. En cambio, las personas de edad media nos confiesan que si lo son aunque reconocen que no es bueno, pero algunxs nos especifican: «algo de celos implica que tu pareja te importa, que no la quieres perder. Otra cosa ya es volverse locx y obsesionarse´´.

Los celos NO son signo de amor, sino de inseguridad y dependencia. Además son una de las emociones que más pueden deteriorar una relación de pareja. Una relación debe basarse en la libertad y en la confianza y aunque los celos pueden aparecer jamás deben sobrepasar ciertos límites.

¿En qué piensas cuando te hablan de amor romántico?

A la gente joven se le viene a la cabeza el amor perfecto, según ellxs, el que solo existe en películas y novelas y es de mentira. En cambio, las personas encuestadas de edad media y mayores de 60 están de acuerdo en relacionar este término con sus parejas, el respeto y la sinceridad.

A mujeres y hombres, entre muchas otras cosas, se nos ha educado de manera distinta respecto al amor. Hemos aprendido, varones y mujeres, lo que significa enamorarse, qué sentimientos debemos tener (y cuáles no), de quién sí y de quién no debemos enamorarnos, qué o quién es atractivx y qué o quién no (lo cual suele coincidir con los patrones de rol de género tradicionales), cómo debe ser la relación entre los dos miembros de la pareja, etc. Y, evidentemente, aprendemos también todos los mitos sobre el amor imperantes en nuestra cultura.  Para las mujeres, el amor es el centro de sus vidas, centro alrededor del que giran todas las demás cuestiones, como de hecho se puede comprobar en los mensajes de la literatura, del cine, de la música, “sin él la vida carece completamente de sentido”.

¿Crees que en el amor hay que soportar cualquier cosa?

En este caso los tres grupos coinciden en que existe un límite (aunque, en edad media, un hombre nos dice que por amor se lucha contra cualquier cosa). El límite, nos cuentan, está cuando las discusiones son permanentes, se empieza a faltar al respeto o se pierde la confianza en la otra persona.

Hay personas que por mucho que se quieran no les hace ningún bien estar juntas. Caracteres opuestos, diferentes expectativas de vida, problemas del pasado sin resolver, etc., pueden hacer que se acabe la paciencia antes que el amor. Aceptar este mito como cierto puede hacer que aguantemos actitudes intolerables ya que al final «todo se arreglará y triunfará el amor´´.

¿Qué crees que es el acoso callejero?, ¿lo has vivido alguna vez?

Los tres grupos coinciden en que el acoso callejero es intimidar a la mujer, que se metan con ella, faltarle al respeto  o decirle cosas desagradables cuando va por la calle.

El acoso callejero se produce normalmente cuando una o varias personas abordan a una o varias personas desconocidas en un espacio público. Cualquier acción o comentario irrespetuoso o denigrante dirigido a su persona por parte de extraños en lugares públicos se considera acoso callejero. Miradas, palabras o gestos, acercamientos intimidantes, miradas lascivas, fotografías sin consentimiento, agarrones, presión de genitales sobre el cuerpo, persecución… Con estos actos el acosador afirma su derecho a llamar la atención de la víctima, poniéndola como objeto sexual y forzándola a interactuar con él.

¿Crees que el piropo es algo inofensivo?

En este caso las edades de los tres grupos tampoco hacen que las respuestas sean distintas, todxs piensan lo mismo: depende de lo que se diga y como se diga. Nos ponen ejemplos como: «si una chica va por la calle y le dices ¡guapa! no pasa nada, porque no le estás faltando al respeto, le estás diciendo algo bonito´´.

El simple hecho de que un desconocido te diga «guapa´´ cuando vas por la calle implica acoso callejero, las mujeres luchamos por que se nos respete en todos los sentidos y éste es uno de ellos.  No formamos parte de la vía pública como objetos, así que no queremos que se nos trate como tal.

 Si un sábado a altas horas de la noche ves a una chica sola andando por la calle, vestida con ropa «provocativa», y al día siguiente te enteras de que ha sido violada, ¿qué piensas?, ¿crees que ella podría haberlo evitado?

 Recibimos insultos varios por parte de los tres grupos hacia el violador. Por suerte, nadie se plantea que la culpa sea de la chica por andar sola a esas horas y con esa ropa, de hecho la mayoría nos dice que tiene libertad para vestir como quiera y que eso no implica nada, aunque la triste realidad sea otra. También tienen claro que la chica no podría haberlo evitado y que es algo que no depende de ella.

La realidad es que en la mayoría de los casos de violación tendemos a culpabilizar en algún aspecto a la víctima. Qué ropa llevaba puesta, si iba sola, si realmente no quería hacerlo, si había bebido… También tendemos a responsabilizar a la mujer de los actos del violador: fórmulas para evitar agresiones sexuales (no hacer auto-stop, evitar andar sola…). Esto le quita culpa al violador de su acción, que no es más que sentirse con el derecho de utilizar el cuerpo de esa mujer para su uso y disfrute con o sin su consentimiento, esto es, MACHISMO.

Compartelo! :)

MIRANDO AL BULLYING A LOS OJOS

Los chicos y chicas del proyecto Buscando Fortuna hemos empezado a crear una campaña de concienciación en contra del bullying.

Por Alejandro Sanz y Álvaro Ruano

Esta campaña tiene como particularidad el dar un punto de vista más humano y realista que la mayoría de campañas que se hacen sobre esta temática, las cuales dan a entender que existen sólo dos o tres puntos de vista de este fenómeno y que la responsabilidad del mismo es exclusivamente de unas pocas personas, creando así una versión maniqueísta de la realidad.

Por nuestra parte, hemos preferido dar a conocer todos los factores humanos que intervienen en una situación de acoso escolar, la cual no solo concierne a la persona acosada o a aquella que acosa, sino que hay una gran cantidad de observadores y observadoras de diferente tipo y personas que de manera indirecta pueden llegar a influir en tal situación.

Para no caer en el dramatismo excesivo, decidimos basar la historia en un testimonio real de uno de los integrantes del equipo de redacción que había sufrido bullying durante su paso por las instituciones de educación obligatoria. Esta persona tuvo la valentía de contar a todo el equipo cuál había sido su experiencia y su proceso de acoso desde el inicio hasta el final. Para crear el resto de personajes hemos contactado con personas que se habían visto en diferentes puntos de vista a la hora de presenciar situaciones de violencia en los centros educativos, tanto de manera activa como pasiva.

Finalmente hemos podido identificar los siguientes personajes para la creación de nuestro spot educativo:

Alicia es la protagonista de la historia, la victima del acoso directo. Es una chica con un buen rendimiento académico pero cuyas notas han empeorado a la par que la relación con sus compañeras y compañeros de clase.

Patricia es el personaje que ejerce la presión emocional y física sobre la acosada. Es una chica autoritaria que está pasando un mal momento y no sabe cómo descargar su ira interna.

Antonio es el tutor de la clase en la que se ambienta la historia. Un profesor que ha dedicado ya muchos años a la enseñanza y que no considera que la situación de su clase sea tan grave. Su argumento es que eso lleva pasando desde que él tiene uso de memoria y por ello no debe ser algo para alarmarse.

Julia, la madre de la protagonista, que intenta ayudar a su hija como puede pero que, entre que trabaja hasta tarde para mantener a la familia y que no ha establecido unos buenos lazos de comunicación con su hija, no consigue dar con la problemática.

Andrea es amiga de la infancia de Patricia. Observa la situación de bullying sin inmiscuirse demasiado por miedo a que eso pueda afectarle en la relación con su amiga.

Después de apuntar comportamientos clave de cada personaje y pensar en la historia a grandes rasgos entre todos, a cada uno se nos asignó uno de los papeles para que escribiéramos su texto y plasmáramos tanto su comportamiento como su forma de pensar. Tras unas cuantas semanas teníamos ya los textos de los diferentes personajes. Una vez esta tarea estuvo completada pedimos hablamos con Tamara Berbés, actriz y profesora de artes escénicas en La Integra Teatro, para que nos ayudara a sacar más partido y matices al texto. Para finalizar nos queda la gran aventura de trabajar la interpretación de los papeles y la puesta en escena. Esperamos poder mostrar muy pronto el resultado final: ¡próximamente en las pantallas más educativas!

Compartelo! :)

TICSOCIALES: GESTORXS DE TICS COMO RECURSO EDUCATIVO

Del 2 de junio -14 de julio de 2016, Asociación Garaje realiza el curso «TICS Sociales: Gestores/as de TICS como recurso socio-educativo» en el centro Dejovenes de La Fortuna. Entre los colaboradores se encontraban Cibervoluntarios.

En este grupo de Facebook podéis ver algunas de las cosas que hemos aprendido.


Guardar

Guardar

Compartelo! :)

MILENA MARTÍNEZ FOTOGRAFÍA A BUSCANDO FORTUNA

Os mostramos el resultado del reportaje fotográfico realizado por la fotógrafa Milena Martínez, colaboradora habitual de Asociación Garaje, donde los modelos de Buscando Fortuna se vistieron con las prendas resultantes del taller de customización que también tuvo lugar en el barrio de La Fortuna.

Compartelo! :)

REINVENTA TU ROPA

En Buscando Fortuna nos gusta innovar y reflexionar sobre el mundo en el que vivimos: así surgió la idea de realizar un taller de customización de ropa usada, que nos permitiera reflexionar sobre nuestros consumos y dar segundas oportunidades a nuestras prendas.

Por Andrea Antequera y Lourdes Sánchez.

Para quien no lo sepa, customizar se trata de reutilizar ropa antigua y con ella crear ropa más moderna y, sobre todo, diferente. Para ello utilizamos tachuelas, tijeras, pegamento, pintura, utensilios de costura, etc. Entre las personas que participaron hubo ideas muy ingeniosas: una de nuestras compañeras creó una chaqueta a partir de un pantalón vaquero y también se hicieron camisetas a partir de faldas, se modernizaron pantalones y camisetas con rajas, roturas, tachuelas, etc.

Después de todo el trabajo realizado, el 4 de julio utilizamos la ropa customizada para hacer un reportaje de fotos por distintas zonas del barrio de La Fortuna.  Sus grafitis, sus parques e incluso sus fachadas nos sirvieron como decorado. Para realizar este reportaje contamos con la ayuda profesional de la fotógrafa Milena Martínez, que hizo un gran trabajo que nos dejó muy satisfechas.

Así que ya sabéis, no olvidéis no tirar la ropa vieja porque podéis reutilizarla: ¡nosotras no volveremos a mirar un jersey viejo con los mismos ojos!

Compartelo! :)

¡TARTA VA!

Entre las actividades comunitarias que ha llevado a cabo Buscando Fortuna nos detenemos en “¡Tarta va!”, una propuesta muy pero que muy dulce.

Por: Álvaro Ruano.

Con la intención de divertirnos junto a las y los más pequeños del barrio de La Fortuna, en Asociación Garaje nos propusimos, durante 2016, organizar diversas actividades que dinamizaríamos las personas en prácticas después de nuestro paso por el curso de monitores y monitoras de ocio y tiempo libre del proyecto. Se idearon varios planteamientos de actividades a raíz de la pregunta generadora inicial: “¿a quién no le gusta el dulce?”. Así, tras plasmarlo en un papel y días de planificación, se dio forma al evento “¡TARTA VA!”.

Se optó por un diseño basado en equipos de menores que participarían en diversas pruebas repartidas sobre el terreno. En cada prueba se podía conseguir ciertos ingredientes para realizar la prueba final. Las monitoras y monitores de cada prueba se encargarían de juzgar no solo los resultados y tiempo de cada prueba, sino también la cooperación entre los integrantes de cada grupo y sus aptitudes. Entre otras cosas, se premiaba más la diversión y el juego limpio que el tiempo empelado en la prueba.

Una vez finalizadas todas, se llevó a cabo “La prueba final”. Os preguntareis, “¿en qué consistirá una prueba final de una actividad que se llama “Tarta va”?”. En efecto, no se trataba de hacer batidos, la culminación de la prueba se basaba en crear la tarta más dulce y más pintoresca con los ingredientes que se habían obtenido en las pruebas, es decir, la tarta de las tartas. El jurado decidía quién había ganado probando cada tarta pero, la verdad, no conseguimos decidir quién había ganado. Todas eran únicas y, sobre todo, especialmente dulces para el paladar de nuestro jurado, así que allí ganó todo el mundo, no solo por el concurso, sino por ese rato divertido e inolvidable que pasamos.

Compartelo! :)